dijous, 9 de febrer de 2012

1Q84

"1Q84" no se ha parecido en nada a lo que me esperaba, pero no ha sido para nada decepcionante. Todo lo contrario, Murakami me ha vuelto a enganchar. Emocionante,  intrigante, onírico... 
¡Perfecto para una lunática!

Muy importante la Luna durante todo el libro, y un profesor de matemáticas al que le gusta escribir, ¡cuánta coincidencia! Y después de leerlo, las coincidencias no hacen más que intrigarme más.
Lástima que haya terminado. 
(Este volumen -libros 1 y 2-, pero ¡me queda otro! :D)


En una entrevista en La Vanguardia, Murakami ha declarado cosas como éstas:

"Toda la novela sigue la forma de El clave bien temperado de Bach, dos ciclos de preludios y fugas compuestos en todas las tonalidades mayores y menores de la gama cromática. Cada libro de esa obra, como el mío, tiene 24 partes. Alterno la historia de la chica, la del chico, la chica, el chico... de modo absolutamente simétrico. Cada pequeño fragmento puede leerse por sí solo y el conjunto aspira a contener todos los elementos de nuestro mundo actual. Tenía que ser una estructura repetitiva e ir variando la intensidad en cada capítulo."

"Orwell escribió 1984 avanzando el futuro, en 1949. Yo lo he hecho en el 2009. El pobre Orwell tuvo que imaginar qué podría suceder. Pero yo sé exactamente lo que pasó, y lo que he hecho es cambiar cosas. El problema de escribir sobre el futuro es que no tienes los detalles, no sabes cómo visten, la música que escuchan, te lo tienes que inventar todo, y a veces queda poco creíble."

"Vivimos en una era era donde es extremadamente difícil tener un juicio unívoco sobre lo que está bien y lo que está mal. El muro que separa a aquellos que han cometido un delito de los que no lo han cometido es mucho más ligero de lo que se puede creer. Hay bien dentro del mal y al revés."


Si he tentado a algún lunático, ¡se lo presto!