dijous, 13 de desembre de 2012

Black ice

"En blanco"
Laguna negra, Soria, 07/07/2012
La amenaza nocturna no se cernía por la espalda sino bajo los pies. Amaneció muy frío y borroso y con los planes truncados. Las interminables horas de atestada sala de espera culminaron con una oscura sedación completa. Horas después de despertar con una dulce embriaguez analgésica, sólo era consciente de la urgente necesidad de un esclavo a tiempo completo y de que el prometedor doce del doce del doce únicamente era el comienzo del caos, una autopista al infierno.