divendres, 27 de febrer de 2009

-1+2= ¿+1?

Esta mañana tengo tres noticias que me han golpeado (esto es una mala traducción del italiano: "m´hanno colpito" suena mejor...). Dos son positivas y una negativa; por suerte, ¡gana el positivo! El problema es que quizá la negativa sea mucho más importante por su irreversibilidad. Y las positivas tampoco es que me vayan a cambiar la vida, ¿o sí?

La negativa es que el teatro Princesa ha sido destruido esta noche por un incendio. Edificio emblema de la desidia del ayuntamiento de Valencia, de la cultura alternativa y del movimiento okupa. Lo que podía haberse rehabilitado como una dotación pública para un barrio tan carente de ellas, ahora mismo es un montón de escombros. Veremos lo que tardan en reutilizarlo, ¿serán viviendas de lujo?

Las positivas tienen que ver con el cine. Los que me conocen saben que ando como loca buscando la película "La luna en botella". Pues bien, la he encontrado en la web de la FNAC. Esta tarde o mañana voy de cabeza a ver si la tienen en la tienda o tengo que pedirla; pero, almenos, ¡ya me veo en el sofá con el DVD encendido!
La otra es que Julio Medem, uno de mis directores favoritos, está rodando su nueva película: "A room in Rome". Me da un poco de miedo porque dice que ha aprendido mucho del fracaso de Caótica Ana, teniendo en cuenta que a mi me encantó... quizá la nueva pierda cosas de la esencia de Medem, más sabiendo que es un remake libre de una peli chilena. Habrá que esperar.

Una frase de Alessandro Baricco: "Si può muorire di nostalgia per cose che mai vivrai..."