dissabte, 10 de setembre de 2011

Con dolor de garganta

Hoy tengo rato para escribir, y hace tiempo que no lo hago. En otro momento me apetecería, pero lo que necesito gritar esta noche por el Cráter, mejor lo escribo en un papel en blanco y dejo la tinta emborronada sólo para mí.

2 comentaris:

justicia ha dit...

..pero nunca dejes que las palabras se queden enredadas en tu garganta, sácalas de ahí como sea, aunque elijas la intimidad del papel que nunca leerá nadie... las palabras no dichas ni escritas tienen la maldita costumbre de subir y subir y se instalan en tu cabeza y de ahí es muy difícil sacarlas..

Raquel* ha dit...

... de la garganta hacia arriba ya no van más, y al estómago tampoco las dejo llegar...
A veces (sólo a veces) me acuerdo de poner en práctica lo que aprendí en clases de relajación :)