dimecres, 21 de setembre de 2011

Día Mundial del Alzhéimer


                    - Y tú, ¿quién eres?
                    - ¿Yo? ¡Pues tu mujer! ¡Quién voy a ser!
                    - Ah, ¿sí?

Y mientras decía esto último se le iluminó la mirada y la besó. Y ella cambió su cara de indignación por su risa contagiosa.

2 comentaris:

L. ha dit...

Qué bonicos!
Pero con esto ya se sabe. Mucha paciencia.

Raquel* ha dit...

Si, sobretodo paciencia para mi abuela.