dimecres, 10 d’agost de 2011

Otro agosto más

A veces pienso que soy Sara Montiel, otras que las golondrinas enloquecen. A veces sólo que estoy idiota. Otras desearía ser la Bella Durmiente (y lo intento). Leo libros como quien come helado frente a la televisión. Y en la tele veo películas sin gracia. 

Los destellos del faro de Cullera marcan mis noches y espero que lleguen lágrimas, las de San Lorenzo. Quiero que no haya luna, pero no puedo vivir sin descubrirla cada noche. 

Agosto es así. Menos cuando estoy en otra parte.

2 comentaris:

El senyor del parquet dolç ha dit...

uff... uns tant i els altres tan poc (i no se en quin ordre va la cosa... què complicats som els humans...)

Raquel* ha dit...

Ja estem tots dos al mateix nivell, pràcticament ;)
A la platjaaaaaaaaaa!