dissabte, 16 de gener de 2010

Se acabó el deconstructivismo

Un mes que se ha pasado volado, supongo que causado por las vacaciones navideñas que a última hora me dieron y aprovechadas y exprimidas al máximo... La primera semana trabajando a saco, las dos siguientes disfrutando a saco y la cuarta de vuelta a una vida normal (me gustaba más la normalidad de las semanas del medio). Me quedé sin reseñar el increíble concierto de Quique González, mi vuelta al cine (como espectadora!) con pelis como Toda la culpa es de mi madre, Al otro lado y El erizo; mis subidas y bajadas de ánimo cafeinado; las comidas y cenas familiares y con amigos, lo espléndido de mis Reyes Magos; el frío y la nieve sorprendente; mi paso por Madrid, Córdoba y Murcia en 7 días y algunos pensamientos y sueños más...
Y he vuelto con ganas de recordar... Quizá sea por la nuevísima canción de La Habitación Roja que no puedo parar de escuchar aquí. La dejo como regalo de 2010, ¡disfrútenla! Y no dejen de observar este rojo atardecer.