dijous, 11 de novembre de 2010

Sol de otoño después de comer

Una terraza y un café.
Hojas marrones y amarillas que vuelan.
Palomas y algun gato alrededor.
Todo es perfecto salvo lo que está por venir.

Los sueños se cumplen
aunque haya que provocarlos,
y los dientes no caen solos,
te los arrancan.

El sol se transforma en noche
y el otoño en invierno.
Y la anestesia te nubla la vida.

Sol de otoño después de comer
(o metáfora de una visita al dentista)