dilluns, 20 de juny de 2011

La esperanza


A los jóvenes, a los mayores, a los niños que salieron a la calle, el domingo, día 19

"Te echas a la calle y ellos tiemblan.
Tan frágil tú y pequeña, mueves
las montañas enteras con tu paso.
Cambias reyes y nombres y te temen
legisladores de tintas y de odios.

Hoy estás en la calle, con la fuerza
de esos años de árbol y ceniza,
y encerrada en tu boca la palabra.
El silencio rompiendo las paredes,
agrietando la acera y las alturas.

Nada tienes más allá de estos días,
Ladrones de futuro te dejaron
desnuda y sin latido. Sin mañana
que llevarse a los labios. Mas sabiendo
que está todo a la vuelta de la esquina.

Recorremos contigo las plazas y las calles.
Contigo nos amamos en las noches más frías.
Contigo somos alguien que reinventa el mundo
que busca por el alma el camino más largo.

Te mandarán sus odios y dirán que no tienes
ni siquiera la vida que se respira y muere.
Mas no saben que vives en el niño que ríe,
en el hombre que busca el pan de cada día.

Vives en las caderas y en el abrazo abierto,
en el vientre adorado, en la palabra siempre.
Tienes el corazón latiendo en cada uno
de cada ser humano que camina contigo.

Nunca te vencerán, por mucho que lo intenten.
Jamás podrán contigo porque eres la esperanza,
la que remueve el mundo. La que nos dice: “Vamos
La vida está aquí mismo. Sólo hay que conquistarla”."
Escrito hoy por Rodolfo Serrano.