dissabte, 18 de juny de 2011

Rumbo a Madrid


En un rato marcho para Madrid, de cena... Suena a pijerío infinito... pero es mucho más que eso. Parte de quienes fuimos fiorentinos por un año, hace ya cinco, nos reunimos para recordar.
El Duomo se ha plantado en la Gran Vía. Y yo voy ya para allá.