dimarts, 24 d’abril de 2012

Un mes veloz

Hace un mes que no hay rutina... La única es despertarme con su imagen sonriente saliendo de mi casa. 

Un mes de echar de menos cada momento, a pesar del dinamismo de la mayor parte de mis días.