divendres, 1 de juliol de 2011

El refugio de la memoria



Muchas gracias a la "señorita de la dulzura europea" por el regalo. Ha sido un placer leerlo. Fragmentos como los siguientes hacen pensar. Mucho.
Revolucionarios:
"Volviendo la vista atrás, no puedo evitar pensar que perdimos una oportunidad. ¿Marxistas? Entonces, ¿por qué no estábamos en Varsovia debatiendo los últimos restos del revisionismo comunista con el gran Leszek Kolakowski y sus alumnos? ¿Rebeldes? ¿De qué causa? ¿A qué precio? Incluso los pocos valientes conocidos míos que tuvieron la mala suerte de pasar una noche presos estuvieron por lo general de vuelta en casa para la hora de comer. ¿Qué sabíamos nosotros del valor que hacía falta para aguantar semanas de interrogatorio en las cárceles de Varsovia, seguidos de sentencias de prisión de uno, dos o tres años a estudiantes que se habían atrevido a pedir las cosas que nosotros dábamos por descontadas?
A pesar de todas nuestras grandilocuentes teorías sobre la historia, no fuimos capaces de darnos cuenta entonces de que nos hallábamos ante uno de esos momentos cruciales. Fue en Praga y en Varsovia, en aquellos meses del verano de 1968, donde el marxismo terminó consigo mismo. Fueron los estudiantes rebeldes de Europa central quienes acabaron por minar, desacreditar y derrocar no sólo un par de deteriorados regímenes comunistas, sino también de la idea misma del comunismo. Si nos hubiéramos preocupado un poco más por el destino de las ideas que manipulábamos con tanta palabrería, quizá habríamos prestado más atención a las acciones y a las opiniones de quienes se habían criado bajo su sombra.
Nadie debiera sentirse culpable por haber nacido en el lugar adecuado en el momento oportuno. En Occidente fuimos una generación afortunada. No cambiamos el mundo; más bien el mundo, servicialmente, cambió para nosotros. Todo parecía posible: a diferencia de los jóvenes de hoy, nunca dudamos de que tendríamos un trabajo interesante, así que no sentimos la necesidad de desperdiciar nuestro tiempo en algo tan degradante como una "escuela de negocios". Muchos de nosotros acabamos trabajando en la educación o el servicio público. Dedicamos nuestras energías a hablar de lo que no funcionaba en el mundo y cómo cambiarlo. Protestamos contra las cosas que no nos gustaban, y estuvo bien que lo hiciéramos. Al menos desde nuestro punto de vista fuimos una generación revolucionaria. La lástima es que nos perdimos la revolución."

Gente fronteriza:
"Sospecho que estamos adentrándonos en un tiempo problemático. No son sólo los terroristas, los banqueros o el clima los que van a causar estragos en nuestro sentimiento de seguridad y estabilidad. La globalización misma  -esa tierra "plana" para tantas fantasías de paz- será una fuente de temor e incertidumbre para miles de millones de personas, que se volverán hacia sus líderes en demanda de protección. Las "identidades" se desenvolverán mal y en la estrechez, mientras que los indigentes y los desarraigados golpean en los cada vez más altos muros de las comunidades cerradas, desde Delhi a Dallas.
Ser danés o italiano, norteamericano o europeo, no será sólo una identidad; supondrá un rechazo y una reprobación de aquellos a los que ésta excluya. El Estado, lejos de desaparecer, podría estar a punto de lograr su plena realización: los privilegios de la ciudadanía, las protecciones de los derechos de los poseedores de tarjetas de residencia, serán esgrimidos como triunfos políticos. Habrá intolerantes demagogos en democracias establecidas que pedirán tests -de conocimientos, de lengua, de actitud- para determinar si los desesperados recién llegados merecen ostentar la "identidad" de británicos o de holandeses o de franceses. Ya lo están haciendo. En este "espléndido siglo nuevo" (Brave new century) echaremos de menos a los tolerantes, a los de los márgenes: a la gente fronteriza. Mi gente."
Tony Judt 

3 comentaris:

Anònim ha dit...

Me alegro que causara la sensación que buscaba, una reflexión sobre el pasado, y sobre que lo que ahora somos es fruto de este pasado.
Me gustan mucho los extractos que has elegido.

Cuando puedas lee emaus.

Besos

Raquel* ha dit...

Me imagino que anónima eres! jeje
Emmaus me toca para cuando me acabe el de ahora :) Ya tengo ganas! jeje
Estoy estudiando lo de Benalmádena ;)
Un besazo!!!

isabel ha dit...

y yo que soy un desastre y se me olvida tu cumple, :(
lo siento!!!
te he intentado llamar esta tarde pero estarías ocupada, creo que probaré mañana
si, acertaste era yo la anonima
Un besazo

Isabel