dilluns, 27 de juliol de 2009

MTV Murcia Night

El sábado me fui a Orihuela con la “señorita de los complementos geniales”. Allí en su casa he estado hasta hoy. El objetivo era ir anoche a Cartagena al concierto de la MTV. Había muchísimas ganas, sobre todo después de la media decepción de Tiersen, y no era para menos: Second, Amaral y Placebo gratis. ¡Placebo! Tenía yo ganas de resarcirme del triste concierto que vi de ellos en Lucca. Las cosas ya se me pusieron un poco feas cuando cambiaron los horarios y Placebo tocaba antes que Amaral. Pero no era yo la conductora, ni iba con mis amigos, ni era yo la que trabajaba al día siguiente, así que no tenía derecho a exigir nada cuando decidieron no ver a Amaral y volver para Orihuela cuando acabase el concierto.
El sitio del concierto muy chulo, mucho más auténtico y cómodo que la Ciudad de las Ciencias del MTV Winter. En pendiente y de césped, junto al puerto y con “raining men” (chicos con fumigadora regando a la gente para refrescar el ambiente). Llegamos bastante justos de tiempo pero conseguimos hacernos un buen sitio muy cerquita del escenario. El tiempo justo de ir a por un litro que sabía a Jovicolor y que empezase Second. Entregadísimos y con su gente, saludando a los que habíamos llegado de Valencia. Yo no había escuchado casi nada de ellos pero me dejaron ganas de más. Y al rato, Placebo. Salieron dándolo todo, con la primera canción del Battle for the Sun y con un “Buenas tardes Cartagena”. Y es que Molko domina bastante bien el castellano para sorpresa de los fans. Cuando acabaron la canción, se miraron y dijo “Tenemos un poquito de problema técnico”, y salieron los técnicos de sonido a ajustar alguna cosa y continuaron con My Ashtray Heart, con 25000 personas coreando “Cenicero, cenicero, mi corazón, mi cenicero”, y al acabar, otra vez, “tenemos un más grande problema”. Así que se metieron, salieron los técnicos otra vez, estuvieron un buen rato, y volvieron a salir, tocaron otras cuatro, con señales de fallos del pinganillo continuas y al acabar la sexta canción de la noche, se metieron definitivamente con movimientos de cabreo de estrella. Los técnicos salieron, estuvieron veinte minutos mareando y la gente poniéndose nerviosa hasta que salió el presentador de la MTV, ole sus huevos, a agradecer el magnífico y paciente público que éramos y acabó con un “no os preocupéis, la música continuará en breve con… ¡Amaral!”. Y allí el cabreo ya fue monumental, y cuando se empezó a desmontar el equipo de Placebo hubo una desbandada general que nos incluyó a nosotros. Así que me volví a hacer unos cuantos kilómetros para ver a una banda que me encanta, pero que por lo que parece los directos no son lo suyo. No sé yo si me arriesgaría a volver a verlos… Porque el caso es que sonaban muy bien, no sé qué tipo de problemas internos tendrían… y si los había, que nos hubiesen avisado y hubiesen seguido tocando… ¡¿cuántas veces ha acabado Pau Alabajos un concierto en esas condiciones?!

2 comentaris:

la señorita de los complementos geniales ha dit...

senisero! senisero! mi corasón! mi senisero! ains, qué paseíto nos dimos hasta Cartegena, ehhh. Según mi amigo superfan el mejor concierto de su vida aunque sólo fuesen 6 canciones :S
En fin, que por lo que he oído después, sí que había un poquito de problema pq la gente que estaba más atrás no oía nada de nada, nosotros tuvimos suerte visto así, y aunque sólo fuesen 6 las disfrutamos casi tanto como las 19 previstas!

besitos ;)

M. Carceles ha dit...

Jo, qué guay tía... Me alegro de que te lo hayas pasado guay por Murcia. Yo no fui, pero fueron amigos míos y se lo pasaron de putísima madre...

Un besote guapa!!!