divendres, 10 de juliol de 2009

Yo posteo, tú posteas, ¿alguien comenta?

El título de la entrada de ayer me recordó a la entrada de Joan Grau en el blog de Los Guionistas de BNF de anteayer. Ahí va:


"Apuntes sobre la palabra "Postear"

Rafel Barceló, ese ser de luz de bajo consumo, dijo una vez que ser guionista es un trabajo muy duro. Pamplinas. Es más duro trabajar en una mina. Incluso más duro es ser Rafel Barceló. Y si trabajas en una mina y coincide que eres Rafel Barceló, ya es lo peor.

Esto, que parece que no venga a cuento de nada, no viene a cuento de nada. Era por "postear". Postear, según nuestro diccionario mental acostumbrado a asociar ideas de forma aparentemente caprichosa podría significar "pegar posters". Pero un estudio más cariñoso del término nos lleva a pensar que podría ser la forma anglosajona de decir "el té ya lo tomaremos luego" (Post+Tea=postea), un chute al palo de Messi o, en inglés, la parte posterior de la oreja (Post ear). Incluso para las mentes más brillantes, aquellas que saben funcionar del revés sin marearse, podría significar "reatsop", lo que nos llevaría a la famosa "sopa de reat" (reat soup, sopa de rata) del restaurante que tiene Arzak en Nueva York, una sublime delícia a base de rata de Broadway hervida en agua de charco.

Sabemos que Umberto Eco, ilustre italiano que destacó por haber escrito "El nombre de la rosa" sin faltas de ortografía relevantes y usando el único Bic Cristal del mundo que escribe fino, dijo en su libro "El orígen de la palabra postear. Volúmen 3" que la raíz de la expresión la podemos encontrar en el Lejano Oeste, que es como el Lejano Este pero con "O". Pero muchos ponen en entredicho este dato, sobretodo porque no tiene base científica y, en definitiva, no aporta nada de interés al tema.

En conclusión, podemos decir que el orígen de la expresión "Postear" sigue siendo uno de los grandes misterios semánticos del siglo XXI. Yo, prefiero decantarme por la teoría de la aleatoriedad, que asegura que la aparición del término es fruto de la combinación aleatoria y accidental de un conjunto de letras. Y que, si fue ese el que salió, fue por casualidad, como podría haber salido "pegatear", "hijoputear" o, menos probablemente "escribir un texto en una página de Internet"."