diumenge, 22 de novembre de 2009

Verde

Después del naranja y del violeta, hoy toca hablar del verde. La excusa: la clase de relajación del viernes pasado, en la que coincidimos la "señorita de las margaritas mágicas" y yo en pensar en verde.
Siempre se habla de que el verde representa la esperanza, pero también la libertad, las cosas encendidas, lo positivo. El verde es siempre positivo.
Salvo porque el verde es el color de los monstruos, de la guardia civil, de los alienígenas, los militares y de ogros simpáticos como Shrek. Y de los juegos y pantallas de ordenadores prehistóricos (quizá por eso, en el local retro donde estuve anoche, la máquina del tetris tenía la pantalla verde...).
El verde es el color de las verduras y de muchas frutas; se me hace la boca agua al pensar ahora en alcachofas, espárragos, calabacines, peras, uvas... Pero también verde es el color del moho que se hace cuando se estropean... ¡puaj! En general, el verde es el color de la naturaleza, y de Greenpeace.
¿Os acordáis cuando caía en nuestras manos un billete verde, de esos de 1000 pesetas? Teníamos todo un mundo que comprar por delante. Ahora tienes 6 € y no puedes ni ir al cine...
Y el verde es el color de muchas películas de Jeunet, y de las ventanas florentinas y de parte de la taracea de mármol de sus fachadas.
Verde es el color corporativo de la empresa en la que trabajo (quizá por eso pensé en verde el viernes). Y también de los chistes verdes, aunque en el estudio no se cuenten demasiados.
A mi, el verde me evoca la primavera (como la de la foto, descalza sobre el césped en el antiguo cauce del Túria), la primavera trompetera ya llegó incluida en el disco de los Delinqüentes "El verde rebelde vuelve", y forma parte del nombre de Green Day, grupo que me volvió loca allá por 7º de EGB (intentando arrastrar en mi locura a la "señorita de las gatas ibicencas") y del que no he seguido la pista. Ahora me gusta más VerdCel. Y echo de menos el GreenSpace.

A la TV3 van fer, fa un parell d´anys, una sèrie molt interessant de documentals "Colors en sèrie". Ací està el que correspon al color verd: "Verd: de la vida a la mort"

9 comentaris:

Bala perdida ha dit...

Verde es el color de la mistad cuando pinto las paredes de mi hogar,...mi color, tu color con titanlux,....tararara

P.D: Me lo has puesto a huevo jejeje me encantaba eses anuncio

Bala perdida ha dit...

uff que mal he escrito

Raquel* ha dit...

Jajaja,ya no me acordaba de ese anuncio!!!
Y si, "miga" mía, escribes fatal!! :p

Sira ha dit...

Raquel! que hace poco descubrí tu cràter en la luna y aunque tengo poco tiempo a veces entro a leer algo de lo que pones. Me encanta leer todo lo que escribes y "cuando apruebe las oposiciones" me dedicaré a leer muchas más cositas. Pero... yo no soy un estimat persontge???
:( o no me he reconocido???
Un besito

El señor de las estrellas viajeras ha dit...

Jeje, ya sabía yo que esto te tenía que pasar alguna vez, Raquel, que alguien te reclamara su personaje!

Me recuerda a lo de Llamazares con los guiñoles del Plus :P

Raquel* ha dit...

Sira, de momento no has aparecido en concreto!! Con eso de vernos solo una vez al mes... aunque por ahora estas englobada cuando hablo de "mis estimados arquitectillos" ;) No desesperes, que tendrás pronto a tu personaje!

Señor de las estrellas viajeras: lo leíste en los astros?? A mi no se me había pasado por la cabeza!!! QUe tal por London?

Alegria De La Huerta ha dit...

El verd era el meu color fins a l'adolescència... després em vaig fer gran i vaig passar al taronja. Ara conviuen els dos ;) La sèrie que comentes és una de les millors sèries que s'han fet darrerament. Encara no he vist tots els capítols però quan m'avorreixo me'n pose un ;)

Raquel* ha dit...

Jo també he canviat de color al llarg de la meua vida, però he passat per molts més. L´ "azul", que roman al meu nick, va ser el meu color durant moltíssims anys... però ara no sé amb quin em quedaria...
Yo crec que aquells documentals no eren a soles televisió... eren minuts d´art ;)

Alegria De La Huerta ha dit...

Tu ho has dit són peces d'art audiovisual on es barreja la ficció i l'experiment sociològic. És genial! D'aquelles imatges que penso que trigaran a passar-se de moda. Un viatge pels sentits dels colors, per la transmissió de les emocions.