dimecres, 5 de gener de 2011

Carta a los Reyes Magos

Queridos Reyes Magos,

Me gustaría conseguir recolocar de una vez todo lo que queda en cajas después de la reforma, poder ver la revitalización definitiva del Cabanyal sin ninguna avenida que lo raje, seguir descubriendo pequeñas cosas con las que sonreír día a día, que en el Sáhara se pueda vivir independiente y pacíficamente, poder disfrutar de mis personajes y de mis abuelos, encontrar un trabajo decente, tener vacaciones en Fallas (pero no seguir parada para entonces), que me crezca el pelo, que la sociedad se relaje, contar con amigos que siempre están ahí, no tener que llorar catástrofes ¿naturales?, atención política y mediática a las víctimas del metro, nuevas recetas que disfrutar un sábado, que continuen por lo menos los Babel y vayamos a ver muchas buenas películas, encontrar momentos para poder leer, que se repitan los buenos ratos de relax, los sueños y las pesadillas (mientras se queden en eso), cumplir los 29 feliz, muchos buenos conciertos, discos y viajes, un final feliz con el dentista, seguir mirando las estrellas y descubrir a Júpiter cada vez que levanto la mirada cuando cae la noche, que sea innecesario llevar un recuento anual de las víctimas de la violencia contra la mujer, sentir la menor cantidad de guillotinas posibles, aunque sean señal también de estar viva, y mantener el cap a la lluna, els peus a terra, i el cor... als estels!

No es mucho pedir, ¿no? Esta noche tendréis chocolate belga y dulces d´Ontinyent para convenceros del todo ;)

Un saludo,
Raquel*

Y de paso felicitar a la "señorita de la constancia cantarina" por su 29 cumpleaños... que ¡seguro que la convierten en funcionaria! ;) Ya tienes personaje :P

2 comentaris:

Sira ha dit...

Ojala se te cumplan todos estos deseos, te los mereces todos.
Gracias por mi nuevo personaje :D

Raquel* ha dit...

Gracias! Y no hay de qué... era cuestión de esperar el momento... ;)
Un besazo!