dimecres, 4 de març de 2009

Una familia de locos

Cuando llegas a casa calada por la lluvia y te encuentras a tu padre con el brazo recién escayolado, a tu hermano riéndose de él y a tu madre arrastrando un papel de cocina con la punta de un paraguas por el pasillo; te planteas si no será que has entrado en un sketch surrealista dirigido por tu gato.