divendres, 27 de març de 2009

Y mañana, una horita...

... para respirar y para pensar...
Quizás esto sólo sea una megacampaña publicitaria, un quedar bien, una manera de romper el ciclo de las centrales eléctricas... cada uno que lo tome como quiera.



Yo, que tengo que cenar pronto, cenaré con velas.

Y luego pondré el lavavajillas, bajaré en ascensor, cogeré el coche, abriré y cerraré la puerta automática del garaje, miraré semáforos y me iluminarán farolas valencianas, seguro que iré a más de los 90km/h recomendables, daré más vueltas de las necesarias buscando un sitio para aparcar y entraré en un concierto... Definitivamente, creo que me voy a retirar a una granja ecológica perdida en los valles pirenaicos.