dissabte, 18 d’abril de 2009

K-Pun, K-Pan

Estuve el otro día otra vez de café-teatro. Actuaba una pareja granadina (artística, no creo q sentimental): David Mena y Pablo Montero. Y la verdad es que son los mejores que he visto en este tipo de espectáculos. 
Dos chicos con orejas de ratón, una guitarra y una narración en plan trovador de un cuento de hadas surreal; donde el príncipe no es azul sino malva, el hombre-lobo es metrosexual, el rey lee el Marca y tiene voz de carajillero, los duendes te dan setas para que encuentres hadas, la princesa se calienta vía chat, hay guardias civiles hasta camino de la China, el pan de molde se moja en yogur y las cosas suceden en la playa de la Malvarrosa, provincia de Cantabria muy cerquita de Massachussets.
Yo me pasé una horita a carcajadas y alguna lágrima huidiza. Y la gente de alrededor también.