dimarts, 21 d’abril de 2009

Una tarde de Pascua

Ésta vez sí. Domingo de Pascua, monas, mistela, coca de pasas y nueces, chocolate puro, sidra, cava y chupitos de gelatina de licor de caramelo (estos últimos no son muy pascueros, pero ahí estaban también...). Una bicicleta a cambio de un catxirulo. Una tarde de primavera perfecta sobre el césped del antiguo cauce del Turia (la opción playa de la Malvarrosa la desechamos por riesgos de tormenta, jeje...), muchos desvaríos desternillantes, sonidos lejanos de la cuarta victoria consecutiva del Valencia CF, compañía de varios de mis personajes... Siendo muy exigentes: una tarde casi perfecta.