dimecres, 29 d’abril de 2009

Un día perfecto

Quería haberlo leído en italiano, pero al final lo he tenido antes en castellano y no me he podido resistir. 
¡Qué ironía la de Mazzucco al titular así el libro! ¡Qué ilusión empezarlo a leer y que lo segundo sea una cita de Lou Reed! (la primera es de George W. Bush, muy onírica por cierto. Dejémoslo ahí.) ¡Qué recuerdos de Roma!
Narra las 24 horas definitivas en la vida de dos familias, dos clases sociales, dos generaciones. Políticos en campaña, esposas hipócritas, hijas superprotegidas, hijos rebotados, escoltas, exmujeres insolventes, hijas pallavolistas, hijos avergonzados. Y su forma de escribir nos da sensación de aceleración, como la música de suspense cuando van a acuchillar a alguien.