dimecres, 8 d’abril de 2009

Sueños desconcertantes

Esta noche he vuelto a soñar con mi pasado más apasionado. Es cíclico. Siempre vuelven esos sueños. Vuelven cada vez que reconfirmo que ya nunca volverán a ser reales.
Cuando la situación empezaba a ponerse interesante, han empezado a caerme los dientes. Por lo menos tres o cuatro de la parte superior. Y luego los recogía con las manos. Y el sueño ha pasado de ser interesante a ser terrorífico y desconcertante.
Soñar que se nos caen los dientes parece que es muy frecuente. Yo creo que no es la primera vez que sueño con ello, pero esta vez ha sido mucho contraste. Contraste entre la felicidad del reencuentro y el miedo a perder la sonrisa.
Pues según la interpretación de sueños, que se te caigan los dientes no representa nada bueno. Transcribo:
"Soñar que se le caen los dientes representa su temor a hacer el ridículo en la vida real. Le falta la seguridad necesaria para realizar una tarea específica y le preocupa que los demás se rían de usted. En los sueños los dientes representan fuerza; los utilizamos para morder, romper, masticar... En este sentido, si en su sueño se caen o se rompen, significa que en la vida real siente que no logra que los demás escuchen su opinión sobre un tema concreto o en general. Tal vez está en una situación o una relación que le hace sentirse inseguro. Debe recobrar la seguridad en sí mismo y debe aprender a expresar su opinión y sus ideas con mayor decisión.
Soñar que tiene los dientes rotos y los escupe es de mal augurio, le avisa de la enfermedad de algún familiar o de usted mismo.
Soñar que se le caen los dientes también presagia la muerte de un familiar, la pérdida de dinero o de algún objeto valioso. Si se le caen los dientes de arriba, le anuncia la muerte de una persona importante y valiosa."
La primera parte de la interpretación se me ajusta como un guante: mi PFC es el cúlmen de mi inseguridad. Si esto de la interpretación de los sueños tiene algun sentido, espero que únicamente refleje mi falta de seguridad y no lo que dice después.