dijous, 16 d’abril de 2009

París, París

Seguramente no sea tan aclamada como "Los chicos del coro", pero "París, París" tiene mucho encanto. 
He visto dos películas francesas ("Un cuento de Navidad" y ésta) en tres días y son totalmente opuestas. 
Tenía ganas de ver una película que no me hiciese pensar demasiado, que me enganchase con su historia, que me encariñase de sus personajes, que me hiciese llorar de amor, de pena y de risa, que me diese escalofríos con la música del acordeón y que me revolviese las ganas de volver a París con imágenes imposibles de la ciudad.  
Y salir contenta del cine, que de vez en cuando no viene mal...