dimarts, 22 de setembre de 2009

12/04/2008 - Gato negro - Dragón rojo

Como hoy lanzan el directo de Amaral, "La barrera del sonido" (2CD+2DVD+extras), y no me lo voy a comprar hasta que tenga un trabajo decente o salga la edición Blue-Ray (6 oct)... jaja... no, en serio, me parece que se lo pediré a los Reyes Magos... Pues engancho con una entrada de mi Fotolog de hace año y medio que no sabía cómo colar... :P


Como pocas cosas hoy en día me emocionan más que la inminente llegada del nuevo disco de Amaral (27 de mayo), necesito gritar por este huequecillo que hoy han estrenado el nuevo single: Kamikaze. Hace ya un par de días que se ha podido escuchar desde internet (¡y no sé cuántas veces lo he hecho ya!). Os dejo el link por si no la pilláis por la radio.

KAMIKAZE
Para ahuyentar la soledad, para espantar la decepción, porque estas ansias de vivir no caben en una canción, porque no importa el porvenir creímos en el rock and roll, por eso estamos aquí equivocados o no.
Y dime si piensas lo mismo, y dime si estás conmigo o contra mi.
Porque la misma confusión la sientes tú, la siento yo. Yo le limito a seguir la ley de mi corazón.
Y dime si piensas lo mismo, y dime si estás conmigo o contra mi. O contra mi.
Y dime si piensas lo mismo, y dime si estás conmigo. Y dime si piensas lo mismo, y dime si estás conmigo o contra mi.
Porque estas ansias de vivir no caben en una canción, porque no importa el porvenir creímos en el rock and roll. Un vuelo kamikaze a la eternidad, la estela de su paso quedará.
Y dime si, y dime si...

Habia ya muchas ganas después de que fuesen abriendo boca con "Llegará la tormenta" (versión de A Hard Rain´s A-Gonna Fall de Bob Dylan para la Expo de Zaragoza.) Y ya he conseguido escuchar otro cachito de canción de Gato negro - Dragón rojo (¡que tendrá 19 canciones!); se llama El Artista del Alambre (a primera escucha me gusta más que el single) y forma parte de la B.S.O. de Fuera de Carta.
Esto, más que mi fotolog, parece una web de freaks de Amaral (quizá lo sea... y ¿qué le voy a hacer?). Pensar que he actualizado dos días seguidos (o casi), uff, ¡¿qué me ocurre?!