dimecres, 30 de setembre de 2009

La nieta del señor Linh

Imagina un día de esos que te levantas mal, no sabes por qué pero sientes que no va a ser un buen día. Éste es un libro para esos días. Para leerlo en el metro mientras vas a clase o al trabajo y acabarlo cuando vuelves. Porque te hace llegar al aula o al despacho con tranquilidad y luego a casa, una vez te lo has acabado, con una sonrisa. Precioso.
Gracias "señorita de las margaritas mágicas" por prestármelo ;)